Detectar el bruxismo infantil

Qué es el bruxismo infantil

Vamos a contarte qué es el bruxismo infantil.  ¿Sabías que no solo los adultos apretamos los dientes mientras dormimos? Al contrario, cada vez es más frecuente que también nuestros pequeños rechinen sus dientes por la noche. Esta circunstancia se da especialmente entre los 6 y los 10 años, coincidiendo con el desarrollo y crecimiento del niño. En esa etapa se caen los dientes de leche y comienzan a aparecer los definitivos.

Qué es el bruxismo infantil

En muchas ocasiones los padres llegan a asustarse, pues el rechinar de dientes de sus hijos en la cama llega a ser tan fuerte que parece que fueran a romperse las piezas dentales. Por ello, queremos dejar claro qué es el bruxismo infantil y tranquilizarte. Debes saber que en los críos no se considera una patología o enfermedad. Además, suele desaparecer con el paso del tiempo sin mayores consecuencias.

Cómo detectar el bruxismo infantil

El bruxismo infantil es un hábito de desarrollo:

  • Disminuye cuando salen las muelas permanentes y en un principio no es necesario ningún tratamiento.
  • Suele provocar problemas o molestias leves, como inflamación de la mandíbula, dolor de cabeza o de oídos y, lógicamente, un cierto desgaste en los dientes.

Lo primero, esperar:

  • Si pasan unos meses y nuestro bebé sigue apretando los dientes, es aconsejable acudir a nuestro dentista, que buscará las causas y le encontrará una solución.
  • Desmentimos a las abuelas: no está demostrado que la presencia de lombrices en el intestino del niño sea la causa del bruxismo infantil.

Cómo detectar el bruxismo infantil

Mitigar los efectos:

  • Disminuir la actividad física antes de irse a dormir. Se puede acudir a distintas técnicas de relajación, como la aromaterapia, baños relajantes, leer un cuento… Es importante que el niño no entre alterado en la cama.
  • Evitar que se muerda las uñas u otros objetos. No permitas que el crío se quede dormido con la televisión u otros aparatos eléctricos encendidos.

Llévalo al dentista:

  • Si notas que los síntomas van a más, acude a tu dentista de confianza. Puede que el niño padezca una maloclusión, algo que agrava el bruxismo.
  • Hay que tener en cuenta que la caída de los dientes de leche y la aparición de las piezas permanentes interfiere a la hora de cerrar la mandíbula.

Trastornos psicológicos: 

  • Algunas alteraciones del día a día que desencadenan estrés emocional en los bebés pueden tener relación con el bruxismo (mudanzas, cambios de guardería, llegada de un nuevo hermano…)

Recomendaciones contra el bruxismo infantil

Recomendaciones contra el bruxismo infantil

Como habrás comprobado, no hay que preocuparse en exceso si notamos que nuestro bebé aprieta o rechina los dientes por la noche y llegamos a la conclusión de que padece bruxismo infantil. Como padres, basta con estar atentos a la evolución y a la intensidad con que se produce. De todos modos, es normal alarmarse y preguntarse qué es el bruxismo infantil.

Lo que sí es cierto es que a los críos les pueden surgir molestias como consecuencia del rechinar de dientes. Por ello, intenta reducir las posibles causas y procura que duerman relajados y tranquilos. Además de estar pendientes de las piezas dentales, no olvides la importancia de cómo cortar las uñas del bebé. Como siempre, atento a las revisiones pediátricas en el primer año del bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *