Los primeros baños del bebé

Los primeros baños del bebé son los que más pueden llegar a causar ansiedad o un poco de miedo a los Padres, inclusive con su segundo o tercer hijo, el sentir nuevamente en tus manos a un ser tan pequeñito, puede llegar a hacerte pensar que algo saldrá mal o que resbalará de tus manos. Pero no te preocupes, esta sensación y pensamientos también pasarán conforme vayas adquiriendo confianza en los primeros baños del bebé.

Los primeros baños del bebé

Consejos sobre los primeros baños del bebé

Probablemente el primer baño siempre ocurre en el hospital o sanatorio donde el bebé nace, sin embargo llegar a la casa y a su nuevo hogar implica todo un reto y para esto hemos preparado algunos consejos sobre los primeros baños del bebé:

primeros baños del bebé

El agua tiene que estar a una temperatura agradable, ni muy caliente, ni muy fría, si tienes duda no basta con meter tu mano, hay que sentir el antebrazo dentro para darte cuenta de la temperatura real del agua del bebé.

Los cuartos tienen que estar cerrados, no necesariamente por completo, pero es importante que no existan corrientes de aire que puedan exponerlo a cambios bruscos de temperatura.

Muchos Padres primero le quitan la ropa al bebé y lo envuelven en una sabana, le lavan su cabeza de manera muy delicada, sin mojar su cuerpo y cuidando sus ojos y después lavan por último el cuerpo rápidamente.

El jabón que vamos a utilizar siempre tiene que ser muy natural, sin químicos agresivos e hipoalergénico lo que significa que fue probado para evitar que a los niños les cause alergias.

el primer baño del bebé

Aunque puede haber muchas técnicas para la hora del baño del bebé, los Padres deben de elegir aquella en la cual se sientan más cómodos y poco a poco ir ideando una nueva forma que personalicen en familia. Ninguna regla está escrita en la crianza de los bebés, todo es cuestión de sentirse tranquilos, seguros y naturales.

Técnicas sobre los primeros baños del bebé

Como ya lo hemos comentado, hay diversos estilos, pero vamos a repasar las principales técnicas sobre los primeros baños del bebé, con el objetivo de puedan conocerlas y analizarlas, para cada una de ellas se necesitan ciertos instrumentos, artículos o herramientas dependiendo del caso, las más utilizadas son:

Los primeros baños de bebé

El bebé en una tina: normalmente se compra una pequeña tina para bañar al bebé, quienes solo utilizan este artículo la suelen llenar con agua, agregan un poco de jabón líquido, sumergen al bebé hasta la cintura y con el antebrazo lo sostienen de la espalda y cabeza. De esta manera la otra mano queda libre para lavarle su cuerpo muy suavemente. El baño de esta manera no debe durar más de cinco o diez minutos.

El bebé en una pequeña cama: dentro de las tinas se pueden utilizar unos artículos que simulan una pequeña cama dentro de la misma tina. Esto sirve para detener al bebé en vez de sostenerlo con el brazo. Aunque por lo regular son muy seguras, siempre hay que tener al bebé vigilado.

El bebé en la regadera con alguno de los Padres: para aquellos que tienen un poco más de experiencia, probablemente te puedan contar que ellos bañaban a sus hijos desde pequeños en la regadera. Para esto, es necesario que primero se acomode el agua a una temperatura exacta, le pasen al bebé sin ropa, lo bañen muy cuidadosamente y por último lo pasen nuevamente con la otra persona para sacarlo.

Sea cual sea tu decisión quítate los miedos y adquiere seguridad poco a poco. El baño debe de ser un proceso natural como la alimentación o el paseo que le damos durante el día y con algo de tiempo adquirirás experiencia en los primeros baños del bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *